Oral history interview with José Maria Mijares, 1998 Jan. 17

Mijares Fernández, José María , b. 1921 d. 2004
Painter
Active in Miami, Fla.

Size: Transcript: 107 p.

Format: Originally recorded on 1 sound cassette. Reformated in 2010 as 2 digital wav files. Duration is 1 hr., 30 min.

Collection Summary: An interview of José Maria Mijares conducted 1998 Jan. 17, by Juan A. Martínez, in Mijares' home/studio, Miami, Fla., for the Archives of American Art.

Mijares discusses his background; his early interest in drawing; attending Cuba's main art school, the San Alejandro Academy of Art, Havana; his professors, Leopoldo Romanach and Armando Menocal; artistic influences of Cuban modernist painters Fidelio Ponce and Amelia Peláez; being awarded the second prize in a national exhibition in Hanava, 1944 for his work Alameda; the art movement in the 1950s "arte concreto," which involved geometric abstraction and art for art's sake; difficulties of being an artist in Cuba due to lack of galleries and collectors; teaching at San Alejandro in the late 1950s; going into exile in the mid-1960s to Miami; his work schedule of drawing and painting about 6 hours daily; favorite medium being oil on canvas, but also works with serigraphy and watercolor; briefly mentions his artistic style; and his nostalgia for Cuba which is a source of inspiration in his work.

Biographical/Historical Note: José Maria Mijares (1921-2004) was a painter from Miami, Fla. Born in Cuba.

This interview is part of the Archives of American Art Oral History Program, started in 1958 to document the history of the visual arts in the United States, primarily through interviews with artists, historians, dealers, critics and administrators. Funding for this interview provided by the Smithsonian Institution's Latino Pool Fund.

The digital preservation of this interview received Federal support from the Latino Initiatives Pool, administered by the Smithsonian Latino Center.

How to Use this Interview

  • A transcript of this interview appears below.
  • The transcript of this interview is in the public domain and may be used without permission. Quotes and excerpts must be cited as follows: Oral history interview with José Maria Mijares, 1998 Jan. 17, Archives of American Art, Smithsonian Institution
  • For more information on using the Archives’ resources, see the FAQ or Ask Us.

Interview Transcript

This transcript is in the public domain and may be used without permission. Quotes and excerpts must be cited as follows: Oral history interview with José Maria Mijares, 1998 Jan. 17, Archives of American Art, Smithsonian Institution.

ORAL HISTORY INTERVIEW WITH JOSE M. MIJARES
MIAMI, FLORIDA
JANUARY 17, 1998
INTERVIEWER:JUAN MARTINEZ

JUAN A. MARTÍNEZ: This is an interview with José Mijares in his house/studio in Miami, Florida, on January 17, 1998.

Vamos a empezar con información biográfica, y con la fecha y el lugar de tu nacimiento. Dime tu, a mí.

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, mira --

JUAN A. MARTÍNEZ: Donde nacisteis, en que fecha?

JOSÉ M. MIJARES: Y nací el 23 de Junio del año 1921, en Santos Suarez.

JUAN A. MARTÍNEZ: Santo Suarez es un barrio de La Habana?

JOSÉ M. MIJARES: Es un bario de la Habana. Muy lindo, precioso. Tu no lo conoces?

JUAN A. MARTÍNEZ: No.

JOSÉ M. MIJARES: Pero tu eres Habanero y no lo conoces?

JUAN A. MARTÍNEZ: No, porque yo soy del campo. Yo soy de Jaruco.

JOSÉ M. MIJARES: Ah.

JUAN A. MARTÍNEZ: (risa) Tu sabes, que te iba a decir, y tu te acuerdas del el nombre de tus abuelos por parte de padre.

JOSÉ M. MIJARES: Por parte de padres? Si, como no. El se llamaba Julian.

JUAN A. MARTÍNEZ: Julian.

JOSÉ M. MIJARES: Julian Mijares y mi padre se llamaba Faustino Mijares.

JUAN A. MARTÍNEZ: Faustino.

JOSÉ M. MIJARES: Faustino Mijares, a la orden. Lo entendisteis?

JUAN A. MARTÍNEZ: Okay. Y te acuerdas de el nombre por parte de padres y cual es la esposa de Julian, que era tu abuela.

JOSÉ M. MIJARES: De mi abuela, ella se llamaba, como era que se llamaba --

JUAN A. MARTÍNEZ: Mientras haces memoria, vamos a hablar de Julian. Que hacía Julian?

JOSÉ M. MIJARES: El era lo que le llaman era calígrafo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Calígrafo?

JOSÉ M. MIJARES: Calígrafo en la Universidad.

JUAN A. MARTÍNEZ: Calígrafo en la Universidad de la Habana?

JOSÉ M. MIJARES: Calígrafo (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y te acuerdas de tus abuelos por parte de madre?

JOSÉ M. MIJARES: No los conocí.

JUAN A. MARTÍNEZ: No los conocisteis por parte de madre.

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, por parte de madre, mi abuela si ya, pero yo tenía como doce o diez años porque ella murió. La recuerdo muy vagamente.

JUAN A. MARTÍNEZ: Muy vagamente.

JOSÉ M. MIJARES: A mi abuelo no lo recuerdo por parte de madre.

JUAN A. MARTÍNEZ: Por parte de madre.

JOSÉ M. MIJARES: No, si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Mas joven.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Y como se llamaba tu mama?

JOSÉ M. MIJARES: Leopoldina, Leopoldina Mijares.

JUAN A. MARTÍNEZ: Leopoldina Mijares.

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, era Fernández, pero --

JUAN A. MARTÍNEZ: Fernández como era en Cuba, porque no tenían el nombre de --

JOSÉ M. MIJARES: claro

JUAN A. MARTÍNEZ: Y que hacia tu papá?

JOSÉ M. MIJARES: Mi padre trabajaba en los ferrocarriles (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: En los ferrocarriles de Cuba?

JOSÉ M. MIJARES: El era jefe de vías y obras, en el departamento de Vías y obras de todas la Isla. Cuando aquellos los ferrocarriles, tu sabes eran Ingleses.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: En (inaudible) en la (inaudible) jefe de (inaudible) departamento.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y tu educación, Mijares, hasta que edad tu fuiste al colegio?

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) Hasta acabar el bachillerato.

JUAN A. MARTÍNEZ: Fuiste hasta el bachillerato en la ciudad de la Habana?

JOSÉ M. MIJARES: En la Habana, si

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ven acá, y cuales fueron tu primeros intereses en el arte? Tu te acuerda como fue que tu --

JOSÉ M. MIJARES: Chico, yo te voy a decir una cosa. Hay dos tesis que es muy interesante, que es la siquiente. Primero hay gente que dice. JUAN A. MARTÍNEZ: Habla, habla. De la cuestión. Tu tienes que ponerte mas cerca para que pueda ver un poquito (inaudible).

JOSÉ M. MIJARES: Si. Mi Que hay una ley de herencia y otro que no hay la hey de herencia, con respecto de la inteligencia no a la creación. Como por ejemplo, el caso de Martí, por ejemplo, la figura maxima entre nosotros. El tenia un tio que así algunos verso y era inteligente, pero -- y con respecto a la creación, la creación es un misterio, porque un hombre puede crear y otro hombre no puede crear. Y es muy fácil. Todo los críticos de deberian pintura, pintar bien. Y también --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Y figate como ne es asi

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Son mucho mas culto que el pintor.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) al (inaudible) creando pues (inaudible) un hombre que se a dedicado a su dedicación en la críticas. Tu le da un pincel y le dices mira, es muy sencillo. La Mona Lisa es de este tamaño, porque son 22 o 18 por no se cuanto, y es muy sencilla. Los primarios y los complementarios se pinta eso, . . . (inaudible), no?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y eso ha sido una (inaudible) o y porque no lo puedes copiar. Porque hay una cosa misteriosa, porque, como yo creo en el misterio de la cosas la creación es un misterio, me interesa siempre ese tema (inaudible), es porque un hombre puede crear y otro no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero, tu, personalmente, cuando tu empezaste a crear? Cuando tu empezaste a coger lápiz o cosas de esa? Tu no te acuerda?

JOSÉ M. MIJARES: Creo que tenía así como de 8 o 10 años. Porque era la casualidad ahora de que estamos hablando de la herencia en mi familia, da la casualidad que por parte de madre y por parte de padre, por ejemplo, yo tenía un primo (inaudible) fue cuando yo tenía 6 años y fue o podia haber sido un gran pianista, eso de pudo haber sido, siempre es (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. El --

JOSÉ M. MIJARES: Pudo haber sido. Pero ya allí una persona que tienen una condición (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: -- en música clasica.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Un tío mío dibujaba --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- muy bien. A mi mama le encantaba hacer versos, , y nunca pude, como cerraron mi casa --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- hasta en que vine para acá, nunca pude rescatars sus versos. Eran muy sencillitos pourque ella no era una mujen culta.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Pero eran unas cosas muy bonita, no porque lo haya hecho ella --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- sino porque me lo dijeron otras gente --

JUAN A. MARTÍNEZ: Otra persona.

JOSÉ M. MIJARES: Otra persona.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y Julian?

JOSÉ M. MIJARES: Espérate. Y mi abuelo, el era calígrafo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero el tuvo alguna influencia? Tu lo vía a el trabajado y eso?

JOSÉ M. MIJARES: Nunca lo vi dibujando.

JUAN A. MARTÍNEZ: Nunca lo viste dibujando.

JOSÉ M. MIJARES: No. (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Muy pequeño.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces por ejemplo, mi papa yo supe cuando yo tenía 28 años, porque yo nací, el se caso cuando el tenía 38 años fue cuando se caso con mi mama, o sea, que si el es tuviera vivo tuviera shora 120 años.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) y un día (inaudible) resulta que llega un amigo a mi casa, un señor mayor y se abrazaron, chico, estaba yo en Panamá tantos años que no te veia y que se yo y melo presentaron, y resulta que ese señor era un tenor, una persona educada y dice y tu mas nunca has cantado, le dice a mi papa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y mi madre y yo, imagínate tu, nos quedamos asombrado. Entonces, se quedo así no, no, no. Tu sabes que cuando aquello era una cosa de joven y que se yo. Y dice el, tenias una voz (inaudible) preciosa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ustedes no sabían nada?

JOSÉ M. MIJARES: Mi madre que fue su novia, no, nada. Un hermano del, Ramón dibujaba, cantaba, y en México de una desinteria, en una compañía de teatro. Después estaba Enrique que yo no lo conocí. A ese -- a Ramón si lo conocí pero no --

JUAN A. MARTÍNEZ: Bagamente.

JOSÉ M. MIJARES: Bagamente. No lo conocí. Y Enrique dicen que era un hombre altísimo (inaudible) estudiante, y ya no te puedo poner de ejemplo a una persona que te diga -- que lo oyó cantar, imagínate tu.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Pero la cosa es que en la familia había artistas.

JOSÉ M. MIJARES: De la dos partes.

JUAN A. MARTÍNEZ: De la dos partes había artistas.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: O sea, es un problema de coincidencia pero --

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: -- eso no (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, no de herencia.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Coincidencia, no herencia. Entendido, entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces a los 14 años yo empecé a dibujar.

JUAN A. MARTÍNEZ: A los 14 años empieza a dibujar.

JOSÉ M. MIJARES: Si. (inaudible) 10 o 12 años empiezo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces parece que allí se (inaudible) desarrollo la facultad a mi, y allí viene un poco la raiz de herencia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y efectivamente lo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y a que edad tu entras en San Alejandro?

JOSÉ M. MIJARES: Y entro como a los -- era los 14 se entraba, a los 16 entre a la escuela --

JUAN A. MARTÍNEZ: De San Alejandro. Y como es tu decide entrar en Alejandro? Hay alguien que te embulla para ir a San Alejandro, o tu mismo va a San Alejandro? [Cuba's Art Academy]

JOSÉ M. MIJARES: No, no, no. Bueno, figuraste tu, ese primo mió que murió, murió (inaudible) los años --

JUAN A. MARTÍNEZ: Enrique es? Cual era el?

JOSÉ M. MIJARES: Había matriculado allí por también tenía facultad de dibusante (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) San Alejandro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces una tía mía era (inaudible) una tía mía era -- no se llego a casar pero era novia de un profesor de la escuela de aquella época y se llamaba -- no me acuerdo de su nombre(inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) San Alejandro era muy reconocido.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Y mi familia siempre estaba -- había Alguien entrado allí.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y tu padres estaban de acuerdo que tu fueras a San Alejandro?

JOSÉ M. MIJARES: Perfectamente (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: No tienen ningún problema que tu fuera ser artista?

JOSÉ M. MIJARES: Nunca tuve dificultades de mi familia que fuera doctor en derecho, que fuera medico. No, no, no, no. Ello me daban libre reino en mi decisión.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu decisión.

JOSÉ M. MIJARES: Claro. Porque ello fueron, comolo llevaba en la sangre

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Ya no se podía quitar de la sangre.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si. Entendido. Entendido. Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Ese problema que influyo en la cosas favorable mía todo lo contrario y si en pante le debo todo lo que yo he podido -- lo poco que e podido hacer, para luchar con la vida (inaudible) y la bohemia, bueno, todo esa gente, todo eso ligado con miserio.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Una miseria espantosa. Bodega llena pero no habia dinero, al reves ahora. Y yo iba de Santo Suarez a San Alejandro. Y San Alejandro estaba en Dragones [street] inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu estado hablando por el [tiempode] Machado. Estamos hablando de los 1930 ahora?

JOSÉ M. MIJARES: Ahora estamos

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu empiezas en San Alejandro Cuando Machado? [era presidente]?

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, fue Posterior.

JOSÉ M. MIJARES: Posterior. No. Yo lo que estoy diciendo porque eso continua

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso que la pobreza continua.

JOSÉ M. MIJARES: si, se callo Machado (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero la pobreza --

JOSÉ M. MIJARES: La pobreza seguía y entonces las cesantias por allí y --

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Si todavia no haterminado

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido no (inaudible). Ven acá, y en San Alejandro, cuales fueron los maestros que tuvieron una influencia en ti, los que tu respectabas allí?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, primero yo los respectaba a todo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Por dos razones, primero porque eran gente muy caballerosa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Segundo porque lo poco que sabian, pues se lo transmitían a uno.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Ya allí hay que empezar por el respecto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Por el quien?

JOSÉ M. MIJARES: Por el respecto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Por el respecto.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) el respecto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seguro.

JOSÉ M. MIJARES: Claro, de acuerdo con la categoría, eso es una opinión muy particular mía --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- pues tuve la suerte de acoger a [leopoldo] Romañach y a [armando] Menocal. Y a Menocal lo cogí viejito, viejito, viejito.

JUAN A. MARTÍNEZ: A lo ultimo.

JOSÉ M. MIJARES: A lo ultimo, porque fue muy interesante, menocal era una persona muy interesante. Menocal era un hombre que peleo en la guerra de Independencia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Les bocetos de la guerra son bellísimos.

JOSÉ M. MIJARES: Y el económicamente parece que era un hombre que tenía dinero.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: No se si por el, o por su familia, y por parte de su señora también tenia dinero. El era profesor de colorido de San Alejandro. Y romañach prácticamente era el asistente de el (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- porque menocal no iba nunca --

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, no?

JOSÉ M. MIJARES: -- a la escuela. Nunca iba. Nunca, nunca. Porque vamos hacer un parentesis el era un hombre muy (inaudible). Esa generación después del triunfo de la república, de quitarnos el yugo de España, (inaudible) era una (inaudible) era una (inaudible), (inaudible) la gran burgeria de verdad.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: No, la gente en riquezidos en tras tienda (inaudible), no --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Se fueron huyendo (inaudible). Nunca (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Se fue hundiendo.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, huyendo del países.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Dejaban las casas por años.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Se estaban dos y tres años. Por ejemplo, el caso de Menocal. Menocal era un hombre que se pasaba cuatro o cinco o seis años, a el le gustaba mucho Italia --

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: -- y -- pero eso lo que yo te estoy contando es un paréntesis --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Obsenvalo, para que tu lo entiendas

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Si, si, si. Interesante, interesante, interesante.

JOSÉ M. MIJARES: Eso no es verdad. Ni me -- por ejemplo, las mismas personas que son de la edad mia --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- que (inaudible) coincidido y haya sido muy jovénsito que haya conocido los hijos de Martí, yo si lo conoci

JUAN A. MARTÍNEZ: Yo nunca he conocido nadie que lo conocio.

JOSÉ M. MIJARES: Yo si conoci y lo conoci no de su casa, no, dios te ampare No. Yo venia un día caminando por el vedado, no me acuerdo que calle era, y me dice, ese amigo mio que ya era una persona mayor, se abre la puerta sale una persona con parecido del padre, y salió (inaudible) yo (inaudible) la señora ahí, entonces dice, ese es el hijo de marti.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Y le miro la cara y habia un cierto parecido en la cara.

JUAN A. MARTÍNEZ: En la cara de Martí.

JOSÉ M. MIJARES: No, era una cara tan (inaudible) era un poco Gallegote.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y el tipo Gallegote, no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: El tipo gallegote. Bueno, y volviendo al tema -- porque esa burqesia cubana se fue llendo? Entre esto entra el caso de mi mujer, (inaudible) o sea, (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso era el caso del que enseñaba la clase mas bien.

JOSÉ M. MIJARES: De colores.

JUAN A. MARTÍNEZ: De colores.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. De colores. Y un buen un año, ya en el tercer año que se llamaba rotaje, (inaudible) eran tres años --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Se corria de que menocal venia a la clase, porque le toco una cosa que llamaba la beatica, que le daba (inaudible) un disparate con la palabra.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Era como -- te daba solo una beca a dos años, una cosa así --.

JUAN A. MARTÍNEZ: Para viajar.

JOSÉ M. MIJARES: -- para viajar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah.

JOSÉ M. MIJARES: Y le toco a Romañach y lo sustituida otro, pero el otro se enfermo también.

JUAN A. MARTÍNEZ: Hay mi madre.

JOSÉ M. MIJARES: Y no se por que misterio de eso, sino te lo puedo explicar, se corrio de que menocal iba adar la clase. Coño, nosotros encantado. Y ademas yo nunca la he vía visto fisicamente porque todas esa gente eran raro. Esa gente no tuvieron exposiciones --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Se mantenían aparte.

JOSÉ M. MIJARES: En un mundo aparte uno (inaudible) pintor --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. No, no, no.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Esa gente [the menocals y la alta burqesia], no (inaudible) esa gente no votaban (inaudible) ni (inaudible). Es que no vivían alli --

JUAN A. MARTÍNEZ: No vivían en Cuba?

JOSÉ M. MIJARES: -- Como el caso de ellos yo te puedo presentar diez mas.

JUAN A. MARTÍNEZ: No vivían ahí?

JOSÉ M. MIJARES: No. Tenian sus casas cerradas, tenian sus puestos diplomaticos, como el Dr. Ayala --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, y entonces entra [menocal] -- era una vieja casona construida en el 1850 por el intendiente de hacienda Alejandro raminez.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Tu la vistes?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, como no. Esta en Dragones.

JOSÉ M. MIJARES: Tu la has visto --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si. La he visto.

JOSÉ M. MIJARES: -- Tu has entrado?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Entre adentro, como no.

JOSÉ M. MIJARES: Esta bien.

JUAN A. MARTÍNEZ: Las escaleras grande, y los espacios son grande.

JOSÉ M. MIJARES: No, no, no. Y las escaleras eran de --

JUAN A. MARTÍNEZ: Eran madera verdadera.

JOSÉ M. MIJARES: No, no. No era madera. Era de lo que es el mulo del Malecón, como se llama?

JUAN A. MARTÍNEZ: A, tu dices de piedra de esa.

JOSÉ M. MIJARES: De piedra.

JOSÉ M. MIJARES: De piedra que es de --

JOSÉ M. MIJARES: Si. Y era un tercer piso, pero un tercer piso, no un tercer piso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Grande.

JOSÉ M. MIJARES: Coño. Estaban hecha en la época de la colonia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Todas esa casas son inmensa.

JOSÉ M. MIJARES: Alla arriba en lo ultimo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- en el tercer piso estaba la clase de colorido. Tu mirabas para bajo y veía un hombre alto y lo veía no chiquitico así pero --

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero así de chiquito porque estaban alto.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) pero no enorme. Y estábamos en el saguan y entra un hombre alto y flaco igualito a mi. O sea, para que te lleve la estampa --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Estaba con cuello de mariposa (inaudible) con las (inaudible), así están las (inaudible), el substituto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) y yo dije el problema, yo pensé, como va subir las escaleral?, si yo que tengo 22 años, me lo subía jugando, no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: pero yo estaba joven y fuerte, las personas mayores les era dificil

JUAN A. MARTÍNEZ: Se lo sentían.

JOSÉ M. MIJARES: Si los escalones eran así grandes y en un tercer piso, que valian por cinco, y el viejo izo así, panpan, panpan, panpan, panpan, panpan, panpan, y nosotros atrás, pero cuando aquello no se daban titulos en la escuela. Eso vino en la época de Aureliano Sanchez. Existía una sola escuela, la Escuela Nacional de Bellas Artes, San Alejandro.

JUAN A. MARTÍNEZ: San Alejandro.

JOSÉ M. MIJARES: Después vinieron y pusieron una en Pinar del Rio, si iban graduando porque dieron títulos. Cuando aquello tu ibas allia estudiar --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y no dejaban titulo?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JOSÉ M. MIJARES: Tu salías sin titulo ahí?

JOSÉ M. MIJARES: Van sin titulo. No existía.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero cuando tu vas si había titulo?

JOSÉ M. MIJARES: Cuando que?

JUAN A. MARTÍNEZ: Cuando tu te graduaste --

JOSÉ M. MIJARES: Ah, cuando ya yo me gradué --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si te daban un titulo?

JOSÉ M. MIJARES: Espérate. Porque alcance de pura coincidencia que Aureliano era ministro de -- lo habían nombrado -- después que creo la escuelas y que daban los títulos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, ya veo. Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: Por coincidencia. Pero por un poquitico mas --

JUAN A. MARTÍNEZ: No hubiera cogido titulo.

JOSÉ M. MIJARES: No. Tu ibas allí -- porque te querías estudiar allí -- Y cogí la época en que no existia titulo. Bueno, entramos a la clase con el viejo [menocal] y (inaudible), sido (inaudible) y eramos cinco alumnos, porque el que iba a estudiar allí (inaudible) imagínate tu --

JUAN A. MARTÍNEZ: La clases no eran grande.

JOSÉ M. MIJARES: Eh?

JUAN A. MARTÍNEZ: La clases no eran grande.

JOSÉ M. MIJARES: Imagínate tu. No, no. Después no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Porque ya se "democratiso" la cosa --

JUAN A. MARTÍNEZ: La cosa (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: -- La gente empezo air por aya a sacar titulo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: Eramos cinco. Entonces dice, bueno, yo quiero verlos dibujar a ustedes, un desnudo y una naturaleza muerta que el mismo -- con sus objetos que eran de la escuela, bueno, y fue fácil (inaudible). Un hombre que había viajado tanto y le da por hacer anectodas. El iba hablando, iba explicando la pintura y la ligaba con anecdotas de su vida, porque siempre se le hacia o alguna pregunta o el la provocaba.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Porque era un buen conversador. Cosa que yo no sabia y (inaudible), tu sabes quien era un buen conversador?

JUAN A. MARTÍNEZ: No.

JOSÉ M. MIJARES: [Antonio] Maceo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Maceo? Que interesante.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Y tu sabes que él [menocal] peleo en la guerra

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, como no. Y hizo todos esos dibujos de personajes de la guerra que conocio personalmente.

JOSÉ M. MIJARES: No. Personalmente y ademas el fue -- le hicieron -- el llego a ser teniente y después comandante de campaña --

JUAN A. MARTÍNEZ: Esa parte no se, pero el estaba allí en el medio de todo.

JOSÉ M. MIJARES: No. Cuando él muene yo fui al entierro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya entiendo.

JOSÉ M. MIJARES: Fue militar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, si, fue entierro militar?

JOSÉ M. MIJARES: Claro, entierro militar. Primero lo tienden.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: En su casa esta una hora o dos horas y lo pasan para San Alesandro, para -- que le hicieran guardia los estudiantes y los profesores y de allí eso por poco tiempo y de alli lo trasladaron para la cosa de esa militar -- la caja militar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y después (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: un funeral y de tipo militar

JOSÉ M. MIJARES: Y creo que -- porque tu sabes que le dan un grado mas creo que fue (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: El (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: No. Un grado medio (inaudible) y una cosa de esa.

JOSÉ M. MIJARES: Y en San Alejandro, tu -- había, o sea, habían estudiantes que estaban contigo allí que tu te acuerdas de ello, que fueron importantes para ti? o algo de eso?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Quien es fueron esos estudiantes?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, uno se suicidio en España, Diago.

JUAN A. MARTÍNEZ: Diago. A, entonces tu estudiastes con Diago?

JOSÉ M. MIJARES: Si. El era Roberto Diago. Después muchas gentes. No pintaron mas y (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si. Se fueron de ahí.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, Mijares, y aparte de como Menocal y Romañach que fueron maestros tuyo de (inaudible), por ese tiempo y eso, había algún artista Cubano o fuera de Cuba que tuvo alguna influencia en ti, que te interesaba?

JOSÉ M. MIJARES: Dentro de Cuba.

JUAN A. MARTÍNEZ: Dentro de Cuba. Y quien fue dentro de Cuba, artista Cubano --

JOSÉ M. MIJARES: Ponce.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ponce, Fidelio Ponce.

JOSÉ M. MIJARES: Y amigo de el.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y tu conociste a Fidelio Ponce --

JOSÉ M. MIJARES: No. Y viví con el.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, viviste con Fidelio Ponce. Cuando el vivía allí en la Habana vieia, que vivia con estudiantes?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Es --

JOSÉ M. MIJARES: Era un lugar donde -- porque sacaron becas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces yo cogí por la Habana, alguien cogió para Matanzas, Santa Clara, Camaguey, Oriente y vengo. Los que vivíamos en la Habana teníamos una ventaja de que vivíamos en la Habana, pero los pobre de esta gente tenía -- bueno, de los Matanzas, si, porque cogían la guagua y --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y venían de Matanzas.

JOSÉ M. MIJARES: -- y venían el lunes.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Pero los de Camaguey y Oriente tenían que esperar dos otres meses porque no podían ir y venir a menudo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: -- Ir un viernes y volver un lunes.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya, des de luego.

JOSÉ M. MIJARES: Tu sabes cuanto cogíamos de beca? 19 pesos con setentay cinco centavos mensuales.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y en eso tiempo era buen dinero, o era una miseria?

JOSÉ M. MIJARES: Una miseria.

JUAN A. MARTÍNEZ: Una miseria.

JOSÉ M. MIJARES: Una miseria.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y en términos del Ponce, que fue lo que a ti te impresionaba mas de Ponce, el arte o la persona?

JOSÉ M. MIJARES: Las dos cosas. (inaudible) un hombre de una personalidad interesante (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: En su cultura. Era un hombre que rompe con academia --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: -- con su cosas y yo vi una cosas de el.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Muy interesante, y me han dicho varios que he sido influenciado por (inaudible) el.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y el iba todos los días a San Alejandro. Y se sentaron en el saguan porque el era un Jodedor

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces iba a tomar un cafe a la esquina (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun. Un-hun. Pero el pasaba por allí?

JOSÉ M. MIJARES: Todos los días. Y nosotros los que lo queríamos nos poniamos a hablar con el

JUAN A. MARTÍNEZ: conversaciones?

JOSÉ M. MIJARES: si

JUAN A. MARTÍNEZ: La que (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Nosotros ibamos a la esquina con el, porque allí [en la academia] no lo podían ver (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Imagínate, así ya como estaba (inaudible), bueno --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y estas así.

JOSÉ M. MIJARES: Claro, porque el es un hombre --

JUAN A. MARTÍNEZ: Que presentaba otra cosa.

JOSÉ M. MIJARES: Si presentaba otra cosa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ben acá, Mijares, y por que año entonces es que ya tu empiezas a pintar? Cuando es que tu te conviertes en un pintor y empiezas a exhibir?

JOSÉ M. MIJARES: En el año 1900 -- tres años antes de que terminara la guerra mundial, cual es?

JUAN A. MARTÍNEZ: El '49 o (inaudible) por allí, por el '47.

JOSÉ M. MIJARES: '47.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya el estaba --

JOSÉ M. MIJARES: No. Yo cojo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: No. Espérate, en el año que estaba Grau en el poder --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Estamos --

JOSÉ M. MIJARES: Y se --

JUAN A. MARTÍNEZ: -- hablando del '44./

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Y sale el primer Salón Nacional de Pintura, Escultura Y Grabados [1944]. Y se izo en el Capitolio Nacional, y por primera vez se abrió el Capitolio para que el pueblo entrara --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y viera arte.

JOSÉ M. MIJARES: -- y viera. Y allí se coloco el Salón Nacional de Pintura que Grau inaguro--

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) es un (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) y la mayoria de la gente -- y otros fue a ver el diamante, no, el famoso diamante [a large diamond on permanent exhibit there as a marker].

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y es muy interesante porque Grau inaguro la exposición y dijo. Le doy la gracias, me lo recuerdo perfectamente, le doy la gracias a la prensa (inaudible), a los diplomaticos, a los artistas, or mi mandado, que da inaugurado hoy el primer Salón de Pintura, Escultura Y Grabados. Buenas Noches.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido. Y esa fue la primera exposición grande que tu acuerdas haber participado?

JOSÉ M. MIJARES: Entonces yo cojo el segundo premio --

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, cogiste el segundo premio allí.

JOSÉ M. MIJARES: -- en ese Salón, con un cuadro que se llamaba Alameda.

JUAN A. MARTÍNEZ: Alameda?

JOSÉ M. MIJARES: Alameda.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y eso cuadro adonde paso?

JOSÉ M. MIJARES: Espérate. Ese cuadro, una de las cosas de esa, un día hubo un ciclón, hubo una problema, lo pusieron en una caseta en el Parque Central y se perdieron unos cuadros, se perdió uno de Ponce que se llamaba La Hija de las beatas bueno, pues de lo robaron, creo yo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Y yo tuve la suerte que eso existía (inaudible). Yo era muy joven cuando yo cojo el segundo premio y aquello era figurate, la exposición en el Salón de los Pasos Perdidos, algo mu importante como te puedes imaginar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Desde luego.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) y yo cojo -- y Carlos Enríquez coge el primer premio con un cuadro que se llamaba La Arlequina.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, si.

JOSÉ M. MIJARES: La Arlequina. Y yo cojo el segundo premio. Era jovensito. Entonces, pues, que es lo que pasa, el cuadro fue que gusto mucho y prendió mucho mi cuadro. Entonces eso como lo llamabamos, es un "boom", un -- esa cosa que pasa --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: -- que le pasan a los novelistas y cosas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Metio un boom, boom.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y Carlos Enríquez ya era un pintor con un nombre hecho.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: Y esta es la parte que me favorece a mi, entonces, bueno, existía -- estaba Vasoncelos que escribia de pintura, estábamos un joven que se llamaba Dulzaides, había revistas, de arte, buletines, y la cantidad de periódico que había en Cuba, ya tu sabes cual es.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces me dan el segundo premio. Bueno, pero Vasconcelos dice que él fue a la exposición, que vio el cuadro, porque fue un "boom"

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: lo mismo bueno que malo, pero fue boom, boom.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Yo debia [according to Vasconcelos] haber sido el primer premio, entonces Mañach escribe sobre eso, y dice que el primer premio -- que mi cuadro era magnifico, pero en parte estaba de acuerdo mas conservador, pero que había un inconveniente del punto de vista suyo. El acuerdo de que habia pintores jovenes que despues no pintaban mas. Lo cual es cierto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y que ya [Carlos Enriguez] era un hombre con una obra hecha.

JUAN A. MARTÍNEZ: Con una trayectoria, no?

JOSÉ M. MIJARES: Historia hecha ya.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Como lo era Carlos Enríquez. Pero saltan gente jóvenes a defenderme. Me entiendes?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y (inaudible) que hacer --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- donde yo -- yo era -- yo fui centro, porque es así.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Por coincidencia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces en si tu te das a conocer en Cuba --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- a traves de este cuadro en los 1940s

JOSÉ M. MIJARES: Exactamente. Y pero una cosa, de "boom" grande

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces, a ellos [the critics, Vasconcelos etc.] yo no los conocía personalmente, sino los veía, no?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: A Vasconcelos creo que un dia hable con él, estaba alla en un cafe y a mamach leia sus cosas, pero personalmente, no, no lo conocia. O sea, el voto en el fondo, como un miembro del jurado y dijo eso. Como es natural la vanidad es del carajo y yo cogí una berrinche yo mismo, porque si -- porque es un concurso que de la siguiente manera, el mejor cuadro no era expediente del cuadro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: Pero, Mañach decía esa tesis --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: -- es una tesis interesante --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- en la cual después yo la comparto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seguro.

JOSÉ M. MIJARES: Cuando paso el tiempo, no. Ocho o diez meses, mas o menos. Resulte que yo voy a una exposición de Amelia Peláez y habia un grupo asi al entrar, estaban varios amigos mió y estaba Mañach, con su boquilla, y me dice, Mijares, y tu eres tan joven, yo sabia que tu eras joven, pero no tan joven. Digole, pues si lo soy, como usted lo ve. Dice no, no, yo se por los datos, y demas. Y entonces le digo vamos a aprovechar la situacion y decirle que yo -- cuando paso eso no me gusto la decisión. Pero después tuve mucha defensa, entonces huvo mucha gente por su generación que tenían revistas

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- periodicosy toda la generación mía fue defenderme.

JOSÉ M. MIJARES: A defenderme a mi.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: Claro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Desde luego, desde luego.

JOSÉ M. MIJARES: Claro. Porque le venia bien.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Ven acá, Amelia, te gustaba Amelia? Tu la consideras que tuvo una influencia --

JOSÉ M. MIJARES: Yo fui (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: -- en tu obra?

JOSÉ M. MIJARES: -- era uno de ellos [mis maestros].

JUAN A. MARTÍNEZ: La Tuviste como maestra también?

JOSÉ M. MIJARES: Si. Gratis.

JUAN A. MARTÍNEZ: Gratis.

JOSÉ M. MIJARES: Ella les dio clases gratis a cuatro estudiantes. Fue gratis.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y fuimos a Santos Suarez y da la casualidad (inaudible) que vivia a cinco cuadras de mi casa en un (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Ella les dio clases en su casa?

JOSÉ M. MIJARES: Era (inaudible). Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, Mijares --

JOSÉ M. MIJARES: Nos dios clases gratis --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- de cubismo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, cubismo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Que bien. Que bien. Ven acá, entonces tu -- como tú vez tu estilo de los años 1940s; tu desarrollas un estilo en los cuarenta que es un estilo figurativo --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- y demás, y que es el que se ve en "la alameda," por ejemplo.

JOSÉ M. MIJARES: Yeah.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces después como evoluciona tu estilo? Cuando es que cambia otra vez.

JOSÉ M. MIJARES: Va evolucionando asi como mi quiera. Tu viste el libro, no?

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente, como no.

JOSÉ M. MIJARES: El ultimo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Como no.

JOSÉ M. MIJARES: Y ahí tu lo vez hice un período --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- por ejemplo, hubo una época que se fundo en Paris un movimiento, para que tu vea lo que son las cosas de la vida, pero fuimos nosotros, los Cubanos, los que lo practicabamos, y se llamaba La Formas Concretas.

JUAN A. MARTÍNEZ: la Formas Concretas.

JOSÉ M. MIJARES: La Formas Concretas, es cuando eso, y allá hay un libro -- [refering to his library]

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- grande

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: horizontal

JUAN A. MARTÍNEZ: Que contiene. Piezas en eso modo, en ese estilo?

JOSÉ M. MIJARES: Y esto se formo con Vasarely, de (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y una serie de pintores en Paris.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Cuando (inaudible) invento (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- me siento tan (inaudible) y (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: O sea, que nosotros --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: -- como el caso entre nosotros de Virgilio Piñera. Virgilio Piñera hace el primer . . . como se llama la escuela de --

JUAN A. MARTÍNEZ: Teatrodel absurdo?

JOSÉ M. MIJARES: Del absurdo.

JUAN A. MARTÍNEZ: El Teatro Absurdo.

JOSÉ M. MIJARES: El es el Primero.

JUAN A. MARTÍNEZ: Antes que se haga en Europa. Si. Estoy de acuerdo contígo.

JOSÉ M. MIJARES: Tu lo sabia?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, eso paso en pintura en Cuba.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero ven acá, enca pintura concreta, tu llegaste a algún momento que tu fuiste totalmente abstracto? O tu siempre reteniste un poco la figura?

JOSÉ M. MIJARES: Asi fue la cosa. La forma concretas no eran formas (inaudible), la palabra lo dice formas concretas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Pero después volví al centro otra vez.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: En el centro (inaudible) contactos con la gente de (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero tu, muy pocas veces en tu pintura, tu has abandonado la figura humana.

JOSÉ M. MIJARES: Yo no he abandonado la figura en ninguna ocasión. Seguí en mi --

JUAN A. MARTÍNEZ: En los 50s fue un momento dado que tu la abandona.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Allí.

JUAN A. MARTÍNEZ: A través de la pintura esta concreta.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, y los 50s tu te acuerdas -- hubo un evento así importante como el que sobresalio " La Alameda," lo que represento en los 40s esa pintura?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: Hubo algunos cuadros, algunos momentos, que resaltan? No tuviste ese boom, de los 1940s?

JOSÉ M. MIJARES: No, porque eso boom se dan.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: De pura coincidencia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y los 50s, con quien tu trabajas? Quien eran los artistas que tu estabas mas cerca en la Habana en los 50s con la pintura concreta?

JOSÉ M. MIJARES: Ah, bueno, pues estaba Martinez-Pedro. Estaba Diago.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y tu exponias con esta gente?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero eran amigos?

JOSÉ M. MIJARES: Si, ya eramos amigos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eran amigos. Y quien mas dentrode la pintura concreta tu hicistes amistad.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) después entraron gente joven, Oraa --

JUAN A. MARTÍNEZ: Oraa.

JOSÉ M. MIJARES: -- entra Pedro Alvarez, viredo, gente que no tenían tanto talento. Eso no lo vayas a poner --

JUAN A. MARTÍNEZ: No, no, no.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) no tienen un nombre, pero.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Pero estaba allí.

JOSÉ M. MIJARES: Pero estaban allí (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: -- tenian buena mano, pero no eran muy buenos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y adonde tu exhibía en los 50s en la Habana?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, cualquiera que exhibía en la habana habían dos lugares, Circulo de Bellas Artes, que era de los academicos, y el Lyceun Lawn Tennis. No había mas nada. No había galerías, la galería que se iban hacer, todas fueron a pique.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces tu exponias en estos lugares mas bien?

JOSÉ M. MIJARES: Exponíamos. En el Circulo de Bellas Artes y en el Lyceum Lawn Tennis. Sobretodo en el Lyceum.

JUAN A. MARTÍNEZ: Sobretodo el Lyceum.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y habían compradores en esa decada?

JOSÉ M. MIJARES: Estábamos pasando una miseria del carajo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Los cuadro los vendíamos, bueno, de acuerdo con tamaño y reconocimiento de artista --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Pero no se vendian (inaudible) bien.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: No quiero decir ni los nombres.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Porque (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Porque en Cuba compraba la clase, una clase media como por ejemplo, dentista, médico.

JUAN A. MARTÍNEZ: Profesionales que decimos en día.

JOSÉ M. MIJARES: Tu sabes que no --

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso que no hay mucho dinero allí.

JOSÉ M. MIJARES: Que no me daban mucho dinero, como hoy en día.

JUAN A. MARTÍNEZ: Como aquí en los Estados Unidos.

JOSÉ M. MIJARES: No vamos hablar de eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero tu vivas de tu arte? Tu vivías de la pintura?

JOSÉ M. MIJARES: Si. Siempre viví.

JUAN A. MARTÍNEZ: Siempre vivía de la pintura.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces se presento una posición, y fui profesor de colorido en la Escuela de San Alejandro.

JUAN A. MARTÍNEZ: An, no sabia esa parte yo.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces tu fuiste profesor de colorido de San Alejandro.

JOSÉ M. MIJARES: Y renuncio cuando empieza fidel ya en el poder a asomar (inaudible) las garras.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y entonces cuantos años tu fuiste -- tu te acuerdas mas o menos los años que tuviste de maestro en San Alejandro?

JOSÉ M. MIJARES: Como dos años.

JUAN A. MARTÍNEZ: Como un par de años?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: A lo ultimo de los 50s?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Allí.

JUAN A. MARTÍNEZ: En ese tiempo.

JOSÉ M. MIJARES: Y después trajeron una chilena para darnos adoctrinamiento, cuando yo vi eso --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- porque yo tenía formación política, y dije ahino y fui y renuncie . . .

JUAN A. MARTÍNEZ: De San Alejandro. Ven acá, Mijares, entonces cuando entra la decada de los 60s, no, la pintura tuya va por algún cambio en eso momento o sigue mas o menos la tendencia concreta de los 50s?

JOSÉ M. MIJARES: Continua.

JUAN A. MARTÍNEZ: Continua. En los 60s no hubo así cambio --

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que digamos en tu obra.

JOSÉ M. MIJARES: Y después vuelvo otra vez a la figuracion.

JUAN A. MARTÍNEZ: Estamos hablando de tu obra en Cuba.

JOSÉ M. MIJARES: Todavía estoy haciendo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Nosotros estamos hablando de los años 60s cuando tu estabas todavia en Cuba. No hubo cambio en ese momento?

JOSÉ M. MIJARES: No. Segui trabajando con formas no objetivas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Okay. Bueno, pero vanos a llegar ahí en un momentico. Vamos a seguir por este camino. Quiero llevarte un poquitico por aquí. Ven acá, en los 60s, que tu hacías, había todavia compradores o el gobierno te compra tus cuadro --

JUAN A. MARTÍNEZ: El gobierno no me compro cuadros

JUAN A. MARTÍNEZ: -- como tu vivía?

JOSÉ M. MIJARES: -- porque los que gobiernan en Cuba fueron indiferente en la cultura en general, chico.

JUAN A. MARTÍNEZ: Nunca compraron.

JOSÉ M. MIJARES: Indiferente, que es peor que si te convatieran.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si. Yo se. Indiferencia es lo peor. Entonces, José, tu seguías mas o menos en la misma?

JOSÉ M. MIJARES: En la misma.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exponierdo en el Lyceum?

JOSÉ M. MIJARES: Exponiendo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exponiendo en el Lyceum y viviendo de tu pintura --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) y --

JUAN A. MARTÍNEZ: -- y no había mucho movimiento.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) y (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y el Museo Nacional en ese momento te compro algo?

JOSÉ M. MIJARES: Eso no existía. Eso no existía. No existía el Museo Nacional cuando aquello. [Actually the Museo Nacional did exist, and had acquired new quateras en 1956] Allí estaba aquello que se llamaba -- donde esta el Museo del (Termen)?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Era el Palacio de -- como se llama -- como se llamaba, chico?

JUAN A. MARTÍNEZ: No se.

JOSÉ M. MIJARES: El --

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero no era museo tu me estas diciendo.

JOSÉ M. MIJARES: No. No era museo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ni tenía nada que ver con arte ni nada de eso.

JOSÉ M. MIJARES: No tenía nada que ver con arte. Era -- la Plaza del Polvorin.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, era una Plaza lo que era.

JOSÉ M. MIJARES: La Plaza del Polvorin que era interesantisimo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Muy interesante.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, y entonces -- bueno, una preguntica así rápidita por arriba de los 50s. Tu no tuvisteis nada que ver con Los Once, con el grupo que se llamaba Los Once?

JOSÉ M. MIJARES: No. Ellos son mas joven que yo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ellos son mas jóvenes que tu. Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: Mira el año que yo nací.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente. Ven acá, entonces -- y cuales tu consideras la gente de tu generación?

JOSÉ M. MIJARES: La generación mia la ido una pegada a la otra.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Que ya sean muerto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y cual tu considera la mas cerca tuya, la gente mas cerca --

JOSÉ M. MIJARES: Mira queda aquí, aquí queda Cundo Bermúdez, que tiene como cinco años mas que yo, no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: O sea --

JUAN A. MARTÍNEZ: El tiene como 83.

JOSÉ M. MIJARES: 83 y yo tengo, nací en el '29, tengo 70 y seis años.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces estaba Martinez Pedro, que si viviera tuviera como tres o cuatro o cinco años mas que yo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Okay.

JOSÉ M. MIJARES: -- en la forma, inclusive, ellos, aunque paresca que no, son cinco o seis años en diferencia --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- ellos -- algunos viajaron --

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu viajaste, en ese tiempo tu había viajado?

JOSÉ M. MIJARES: Si. Estuve en México.

JUAN A. MARTÍNEZ: Estuviste en México.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Estaba Mariano, y trae una influencia de la cosas Mexicana, y pasa por Cuba, Siqueiros.

JUAN A. MARTÍNEZ: Siqueiros. Exactamente. Pero tu considera que hay influencia Mexicana en tu trabajo?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Eso no fue -- la influencia tuya mas bien tuvo que ver primero con Ponce y después con Los Concretos?

JOSÉ M. MIJARES: Con Los Concretos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso mas o menos.

JOSÉ M. MIJARES: Y en el medio de Los Concretos, por ejemplo, esta Rouault con las cosas de los payasos, la cosa de (inaudible) como si fueron --

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu dices Rouault?

JOSÉ M. MIJARES: Rouault.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, como no. Pintor Francés del principio del siglo.

JOSÉ M. MIJARES: Rouault.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Muy bueno el.

JOSÉ M. MIJARES: Fíjate en mi libro --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: -- cuando tu vayas a escribir sobre eso, vuelve a ver el libro otra vez.

JUAN A. MARTÍNEZ: Esta bien.

JOSÉ M. MIJARES: Para que tu veas que hay una influencia de el.

JUAN A. MARTÍNEZ: Esta bien. Esta bien. Mira, entonces cuando llegan los 60s, verdad, en un momento tu te vas a los Estados Unidos. En que año fue que viniste para acá?

JOSÉ M. MIJARES: Yo tuve un año en (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu tuviste un año en donde?

JOSÉ M. MIJARES: En New York.

JUAN A. MARTÍNEZ: En New York. Tu fuiste de Cuba a Nueva York.

JOSÉ M. MIJARES: No. Con el premio Nacional de Pintura que lo cogí en el año 1950.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu cogiste en el '50 el premio Nacional de Pintura.

JOSÉ M. MIJARES: Claro. Porque los (inaudible) fue para tras, eh.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces en el año '50 me meto yo otro boom.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Y ese con que pintura fue esta vez?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, con un cuadro que se llamaba "Vida en un Interior."

JUAN A. MARTÍNEZ: "Vida en un Interior."

JOSÉ M. MIJARES: Si. (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ven acá, pero bueno, pero cuando tu vas a Nueva York, tu me estas diciendo que fue en los '60, o en 1950 . . . ah, en los '50 vas a Nueva York. Y entonces tu en Nueva York y tambien en México, No, pero ahora estoy hablando yo cuando es que vienes a los Estados Unidos ya de exiliado.

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso fue mas tarde?

JOSÉ M. MIJARES: Ya cuando llegue aquí no salí mas

JUAN A. MARTÍNEZ: Y eso fue por los '70s?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. En el '74 yo salí de Cuba.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Como por el '74.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces cuando llegas a Miami, yo se que tu te has quedado aquí en Miami, y eres el pintor Cubano que mas tiempo lleva aquí . . .

JUAN A. MARTÍNEZ: Cuando tu llegas aquí a Miami --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- aquí prácticamente no hay arte --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- no es así?

JOSÉ M. MIJARES: No hay nada.

JUAN A. MARTÍNEZ: No hay nada aquí.

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces cuando tu llegas a Miami, tu estilo si va por un cambio, no? Y tu me quieres hablar un poquitico de eso.

JOSÉ M. MIJARES: Hay un cambio porque el moverme me cambia el escenario, y fue una manera de adaptarme. Yo vivia Prado arriba y Prado a bajo, y caminaba como muy poca gente. Yo vi una Habana en desarrollo y la conocí muy bien. Conoci a los grande personajes, que eran algunos extranjeros y otros Cubanos. Y ese cambio [coming to the US] me sacudio, tanto en la vida personal como en la pintura y vuelvo otra vez al centro mio de las cosa, figuras, paisajes, y dentro de la misma cosa que no podía quitarme de arriba. Ese es el cambio.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ese es el cambio. Y cuando tu vuelves aquí, la pintura tuya se convierte un poco mas figurativa que lo era antes.

JOSÉ M. MIJARES: Exacto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Mas figurativa. Y también hay un cambio en colores?

JOSÉ M. MIJARES: En color, no hay cambio en color, no. Yo -- ese problema mio el color mió, fíjate --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- es muy tropical.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Eso a mi nunca me lo han podio quitar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y no ha cambiado --

JOSÉ M. MIJARES: -- ni quiero.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- dentro de eso del color tropical, cual es el favorito tuyo; cual es tu color?

JOSÉ M. MIJARES: Todo los colores son bellos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Como todas la mujeres

JUAN A. MARTÍNEZ: Esta buena esa. Si. Pero yo creo que tu tienes cierta predilección por los azules.

JOSÉ M. MIJARES: Y si la mujer esta vestida de azul --

JUAN A. MARTÍNEZ: Mas te gusta. Pero también yo noto, y dime tu si esto es así o no, que cuando tu vuelves aquí, la figuras no solo se convirtió -- la pintura no solo se convierte mas figurativa, pero también que coge un elemento un poco barroco, diría yo.

JOSÉ M. MIJARES: Siempre mi pintura a sido barroca.

JUAN A. MARTÍNEZ: Siempre realmente ha estado ahi.

JOSÉ M. MIJARES: La pintura Cubana siempre a sido barroca. Ahora ha vida cambio naturalmente, pero toda mi generación, toda, fuie barroca. JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: -- Cubana.

JUAN A. MARTÍNEZ: Todo el mundo tiene ese arraigo.

JOSÉ M. MIJARES: Porque Cuba es barroca

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Si, si, si, si. Se (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Que cosa es la habana vieja?

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Totalmente barroca. Y el Cubano como habla y demás.

JOSÉ M. MIJARES: Y como hablan.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y en los gustos y demás

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero, ven acá, fue en Miami que tu vuelves y empiecezas otra vez, un cambio y demás . . .

JOSÉ M. MIJARES: Si, si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Hacia la forma barroca, y a la cosa mas narrativa. Hay cambios en la pintura tuya en el tiempo que tu estas aquí en Miami? Tu has ido por aquí y ido por allá, o has mantenido una línea?

JOSÉ M. MIJARES: Hay una cosa, sin vanidad

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: -- que este es un criterio pequeño que ice has poco --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- tu vas a Alemania (inaudible) ahora mismo porque tu sabes (inaudible) un Alemán (inaudible) y tu sabes que ese es mi arte, porque se llama el sello. Por eso hay gente que dominan muy bien su oficio (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y no quiero decir el nombre de (inaudible) sea muerto y (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Dominaron muy bien su oficio (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Bueno, dime tu eso a mi, cual es el estilo de Mijares? Cual es el estilo de Mijares que me hace a mi me reconocer lo?

JOSÉ M. MIJARES: Es que no te puedo decir cual es el estilo. Vez, es eso. Es mi pintura (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero tu no creas que tiene que ver con algo de que -- que tiene que ver con el color, con el dibujo, con la tematica, o algo de eso?

JOSÉ M. MIJARES: Con un sello que tiene como -- a lo mejor el ejemplo no es como la simpatía y la antipatía.

JUAN A. MARTÍNEZ: Okay.

JOSÉ M. MIJARES: Con que (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Es una cosa que es difícil de describir.

JOSÉ M. MIJARES: Es difícil de describir.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero ven acá, entonces aparte de eso, tu visión artística, porque una cosa es el estilo, una cosa es el sello formal que yo lo veo y se que ese es mijares, no. Pero otra cosa es la visión artística. Como tu describírias tu visión artística?

JOSÉ M. MIJARES: Como yo la describiria?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Tu visión artística. Es una visión espiritual, es una visión material, tu pintura es social, tu pintura es política, cual es tu visión --

JOSÉ M. MIJARES: No. Ni es política, ni es social, ni es nada. Es sencillamente es un grito de goce a lo bello, eso es. Claro a mi belleza. A mi concepto de la belleza. No hay otra referencia que esa. En tema, siempre mi pintura siempre ha sido un pretesto en todo lo que pinto, porque sino caes en la literatura y mas. El problema es como eso se desarrolla, lo que le imprime el individuo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Y esa visión tuya, tu crees que es algo, porque hay veces que se ha escrito de tu obra y se ha hablado de que hay un elemento de memoria, de que hay un elemento de nostalgia, tu vez eso ahí?

JOSÉ M. MIJARES: Si, si. (inaudible) yo soy una -- yo en lo -- yo siempre esido un hombre atormentado.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un hombre?

JOSÉ M. MIJARES: Atormentado.

JUAN A. MARTÍNEZ: Atormentado.

JOSÉ M. MIJARES: Y he vivido una vida my intensa, realmente eso (inaudible) incluyendo (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero la pintura tuya no es asi. La pintura tuya es contraria . . .

JOSÉ M. MIJARES: Y es -- a mira cafe. Muchas gracias. Yo creo que (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Hacerlo un poquito ahí un (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) hacerlo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero tu pintura yo siempre he visto cierta tranquilidad.

JOSÉ M. MIJARES: Es una contradicción que hay en eso. La pregunta es muy interesante. Yo soy un hombre atormentado pero tengo -- pero se el control de la cosa. Se donde dice "stop, back." De una furma intuitiva--

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: -- es una intuición, una intuición.

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Y eso ha influido en mi vida privada

JUAN A. MARTÍNEZ: Y veo. Pero es muy interesante este alimento que tu me estas diciendo de por un lado tienes una vida atormentada, (inaudible) una condición, porque a veces no es la vida, es la condición de uno, no, uno piense demás. Pero por otro lado, cuando te pones a pintar la pintura --

JOSÉ M. MIJARES: Pintando, la pintura mia tiene un centro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Un centro, un control --

JOSÉ M. MIJARES: Tienes un control.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- tu sabes, una tranquilidad que me da, tu sabes.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Espérate.

JUAN A. MARTÍNEZ: Mijares, y cuando tu -- así esperamos por esto. Cuando tu empiezas una pintura, dime un poquito como tu pintas, no, dime un poquitico de tu manera de pintar.

JOSÉ M. MIJARES: Mira, el pintar es sencillamente que tu tienes un espacio muy grande, y que tu tienes que conquistar ese espacio. (inaudible) conquistar.

JUAN A. MARTÍNEZ: Conquistar el espacio blanco. Y como tu lo conquista?

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu empieza con dibujo?

JOSÉ M. MIJARES: Yo empiezo con dibujo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu empieza a dibujar en --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) tu conoces, no?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Este (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Tiene, por ejemplo, (inaudible). Fíjate esto çiendo a un figurativo como hay elementos aqui. Y tu lo vez aquí y están aquí. Sin un propósito. O sea --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Que hay elementos que son abstractos, en otras palabras.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Que tienen un --

JOSÉ M. MIJARES: Por ejemplo, aquí lo tienes, (inaudible) puramente figurativo. Pero fíjate cuando tu (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Con mas areas que son mas bien de diseño. Que tienen que ver con diseño y con colores y nada mas.

JOSÉ M. MIJARES: Ahora, la pregunta que tu me hiciste --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) y esa pregunta también me la hizo una mujer.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Como es posible que siendo un hombre atormentado y con una vida bastante jodida. Usted pueda hacer esto. Algo tan bonito. Mira que bonito es este cuadro [looking at plate in his latest exhibition catalogue]

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: En el año --

JUAN A. MARTÍNEZ: Del año '43.

JOSÉ M. MIJARES: Año '43.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Eran --

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces fijate tu, que aun siendo así como yo soy --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- vamos a escoger un cuadro aqui [looking at catalogue]

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- el equilibrio de la forma.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Esto no luce que es un hombre atormentado.

JUAN A. MARTÍNEZ: No, no. Al contrario. Hay un equilibrio, un balance --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que no -- que no lo parece. Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: Y que me hace la pregunta, me acaba de conocer, personalmente.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y no conocía esa parte de la historia de mi vida.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: La pintura es así, cuadrada, y la miro, y la miro. Y tuvo esta intuición, todo eso a traves de la forma -- que no parece un hombre atormentado.

JUAN A. MARTÍNEZ: Porque hay mucho control.

JOSÉ M. MIJARES: Es un hombre que esta atormentado, pero tiene una clase de control!

JUAN A. MARTÍNEZ: Es donde vamos.

JOSÉ M. MIJARES: O sea, es un buen cinaudibles. Un hombre que sabe manejar bien --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- muy bien y esta en estado de embriages, como ese niño puedo manejar tan bien. Con (inaudible) tuviera --

JUAN A. MARTÍNEZ: Chocado.

JOSÉ M. MIJARES: -- chocado. Muerto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y entonces fíjate, (inaudible) la forma (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Mira el equilibro de forma que tiene.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: La construcción.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Puede haber un tormento en una persona que te hace eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Tiene una tremenda construcción, muy ordenaba, tu sabes.

JOSÉ M. MIJARES: Esa es la palabra. Esa es la palabra que el empleo también, mira que casualidad.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Y me dijo como pudo haber ese orden en esto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces, en un sentido la pintura, no se si la palabra es terapia, pero es como un complement de tu personalidad.

JOSÉ M. MIJARES: Ahí esta. Ahí esta.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ven acá, me dijiste que tu empiezas dibujando.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Yo empiezo dibujando.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y entonces, hasta donde tu dibujas, hasta que la forma este mas bien toda ahí.

JOSÉ M. MIJARES: Hasta que yo tengo todo el control de todas las formas.

JUAN A. MARTÍNEZ: La composición toda y toda las formas.

JOSÉ M. MIJARES: Todo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces, y después viena la --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Ahí esta.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y después viene que, el colorido?

JOSÉ M. MIJARES: Y entonces empiezo a pintar lo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, y los colores vienen directo del tubo, o tu lo --

JOSÉ M. MIJARES: No, no, no. Hay liga.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eh --

JOSÉ M. MIJARES: Mira, por ejemplo. Esto lo hace un atormentado?

JUAN A. MARTÍNEZ: No, no lo parece.

JOSÉ M. MIJARES: Pues eso lo hizo un enfermo, yo cai en un hospital enfermo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Claro. Con una situación de la muerte de mi mujer de cuarenta y pico de años.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Que fue mayor.

JOSÉ M. MIJARES: Con la enfermedad esa que tiene el presidente Regan, altsheimer.

JUAN A. MARTÍNEZ: Altsheimer

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) con ella.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Como se llamaba tu esposa?

JOSÉ M. MIJARES: La ex?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, la ex.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) bueno --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Tu viuda.

JOSÉ M. MIJARES: La que murió (inaudible), Lucila.

JUAN A. MARTÍNEZ: Lucila. Y como se llama tu presente esposa, Mijares?

JOSÉ M. MIJARES: Maria Antonia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Maria Antonia. Ven acá, Mijares, entonces me acaba de decir de que recientemente estábamos hablando --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que tu habías estado enfermo?

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tuviste bien enfermo, bien jodido.

JOSÉ M. MIJARES: De muy joven.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Al borde de la muerte.

JUAN A. MARTÍNEZ: Al borde de la muerte, pero volviste. Te veo que estas en buenas condiciones, como cuando te deje de ver mas o menos. Y tu sigues pintando entonces?

JOSÉ M. MIJARES: Todos los días.

JUAN A. MARTÍNEZ: Todos los días.

JOSÉ M. MIJARES: Seis horas diarias.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seis horas diarias. Óyeme.

JOSÉ M. MIJARES: Ya (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido. Esta bien que tu estas en esto. Ven acá, y cual fue tu ultima exposición?

JOSÉ M. MIJARES: La ultima? Cuando se lanzo el libro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero hablame para que --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: -- esto fue en --

JOSÉ M. MIJARES: En la galería esa que se llama --

JUAN A. MARTÍNEZ: -- en el '97?

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: En el 1997 (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Y es donde se --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y la galería se llama Palette?

JOSÉ M. MIJARES: La Palette.

JUAN A. MARTÍNEZ: La Palette se llama la galería. Tuviste la ultima exposición con un libro --

JOSÉ M. MIJARES: No. La Palette es el libro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ah, es el libro --

JOSÉ M. MIJARES: Es la edición.

JUAN A. MARTÍNEZ: La edición se llama La Palette.

JOSÉ M. MIJARES: Y el otro se llama La Bohemia.

JUAN A. MARTÍNEZ: La Bohemia. La galeria se llama La Bohemia.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Es de -- como se llama este muchacho dueño de La Bohemia, Ivan.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ivan. A, si, como no. Ven acá, Mijares, y cuales tu consideras críticos importantes en tu carrera?

JOSÉ M. MIJARES: En que sentido?

JUAN A. MARTÍNEZ: Críticos de arte que han escrito sobre tu obra.

JOSÉ M. MIJARES: Son muchísimos (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Mucho críticos.

JOSÉ M. MIJARES: Mucho críticos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Hay algunos en particular que te --

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, por ejemplo --

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que tu consideras que te ha gustado lo que ha dicho y demás?

JOSÉ M. MIJARES: -- (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Dime otra vez ese nombre, que se me fue.

JOSÉ M. MIJARES: Juan Ramon Jiménez (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Juan Ramon Jiménez.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) muchos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y aquí, últimamente en el exilio, había algunos críticos en particular que --

JOSÉ M. MIJARES: Todos lo que han escrito

JUAN A. MARTÍNEZ: -- y tu -- y Armando Alvarez Bravo, es uno de esos críticos que tu consideras

JOSÉ M. MIJARES: Si. (inaudible) y tu también.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ven acá -- y coleccionistas, dime, hay un coleccionista que tu crees que tiene mas cuadros tuyo que otros? Quien es el coleccionista que tiene mas cuadros tuyo?

JOSÉ M. MIJARES: Yo no te puedo decir el nombre ahora porque no lo recuerdo, pero un coleccionista que tiene 40 y pico de cuadros --

JUAN A. MARTÍNEZ: O --

JOSÉ M. MIJARES: -- o 50 cuadros.

JUAN A. MARTÍNEZ: Porque tu cuadros en Miami son muy coleccionados. Casi todo el mundo en Miami tiene cuadros tuyo.

JOSÉ M. MIJARES: Todo lo que yo pinto --

JUAN A. MARTÍNEZ: Todo lo que pinta (inaudible).

JOSÉ M. MIJARES: -- lo vendo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente. Y tu eres un pintor que trabaja, vaya, que produce bastante.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Dime una idea a la semana -- dime la semana una idea, una semana buena, cuantos cuadros haces en una semana bueno.

JOSÉ M. MIJARES: No, no. Yo no puedo decir de una semana (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un cuadro?

JOSÉ M. MIJARES: Eh?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un cuadro?

JOSÉ M. MIJARES: No. Si son cosas pequeña si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si son pequeño, si, sino toman mucho mas tiempo. Cual es el average que te tomas hacer un cuadro a ti, un cuadro de un tamaño mediano, que tiempo toma?

JOSÉ M. MIJARES: Digamos como 10 días, 12 días, 14, depende del tamaño.

JUAN A. MARTÍNEZ: Depende del tamaña. Ven --

JOSÉ M. MIJARES: Porque yo elaboro mucho el cuadro

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Yo trabajo mucho.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu trabajas mucho. Tu produces mucho.

JOSÉ M. MIJARES: Y trabajo pronto.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Yo se que tu trabaja el cuadro y aparte que tu trabajas todo el tiempo, tu sabes, porque yo veo tu cuadros, si, por montones.

JOSÉ M. MIJARES: Como seis horas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seis horas diarias, mas o menos trabajas así.

JOSÉ M. MIJARES: Todos los dias.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pero dime -- yo estoy pensando. Creo que hay señor que se llama Martínez.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) Martínez, si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Que tiene muchos cuadros tuyo.

JOSÉ M. MIJARES: No, pero (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si?

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y no hay alguno que te venga a la mente para que una persona que venga en el futuro a estudiarte, que colección de be ver en Miami tuya? Hay alguna especifica?

JOSÉ M. MIJARES: Esta gente para hacer el libro se metieron tres años localizado gente.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Hay gente que tiene 40 cuadros mió.

JUAN A. MARTÍNEZ: Claro. Entonces tu consideres este libro que se llama José Mijares --

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que esta hecho por La Paletta --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- aquí en [Miami] en el '97, un buen recurso para la persona que te vaya a estudiar a ti, este es un buen libro para ellos buscar información?

JOSÉ M. MIJARES: Si, dentro de lo que hicieron, si, porque son 120, pero así todo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Y hay algún otro libro --

JOSÉ M. MIJARES: O, hay mas. Hay muchas cosas (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Una serie de libros y catálogos.

JOSÉ M. MIJARES: Se le fue muy difícil a ellos --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: el hacereo

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Yo trabajaba mucho.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seguro. Seguro. Y colecciones de museo aquí, hay alguna que -- tu cuadros están en el Museo Nacional de la Habana.

JOSÉ M. MIJARES: Ah --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: A un no lo han quitado.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ven acá, y aquí en Miami están en alguna colección publica?

JOSÉ M. MIJARES: Hay colecciones publicas aqui?

JUAN A. MARTÍNEZ: Bueno, no hay muchas. Aquí no --

JOSÉ M. MIJARES: En galerías se exponen.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. despues --

JOSÉ M. MIJARES: El dia de la apertura de la exposición [at la Boheme] se vendio la exposición completa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Se vendio la exposición completa, de esta del '97?

JOSÉ M. MIJARES: Con el Lanzamiento del libro

JUAN A. MARTÍNEZ: Con --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Yo nunca habia visto trabajar el conteo de personas con un apartito chiquito en la puerta. Tu no lo viste?

JUAN A. MARTÍNEZ: No.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: No.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Eso llega a decir que esta (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Las personas que están entrando.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y cuanto tenía a lo ultimo allí, no te acuerdas?

JOSÉ M. MIJARES: Duró desde la siete de la noche que se abrió la exposición, era la siete de la noche a once de la noche --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- el dueño dijo que fueron unas -- dos mil personas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eso quizas sea un record, no.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) un record.

JUAN A. MARTÍNEZ: Dos mil personas para una exposición aquí en Miami ha de ser un record.

JOSÉ M. MIJARES: No, si fue un record, fue un "boom" para mi.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Eso (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Eso es un record. (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y hoy en día, tienes algún proyecto en mente, algo que te interesa?

JOSÉ M. MIJARES: Vivir.

JUAN A. MARTÍNEZ: Vivir. Es el proyecto mas importante. Y te levantas, me dice, a la 5:30 de la mañana y te pones a pintar.

JOSÉ M. MIJARES: A la seis menos diez, a la seis en punto, yo --

JUAN A. MARTÍNEZ: Mas o menos diariamente?

JOSÉ M. MIJARES: Todos los días a esa hora.

JUAN A. MARTÍNEZ: Que bien. Y te representa en este momento La Bohemia aquí en Miami, o no necesariamente? Tu te representas tu mismo?

JOSÉ M. MIJARES: Yo mismo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ven acá, Mijares, y aparte de pintar y de hablar, porque tu eres un gran conversador, que otra cosas te interesa, te interesa la música?

JOSÉ M. MIJARES: O, me encanta.

JUAN A. MARTÍNEZ: Te encanta la música?

JOSÉ M. MIJARES: Si. (inaudible) la música.

JUAN A. MARTÍNEZ: Hay alguna música que te gusta mas que otra?

JOSÉ M. MIJARES: Depende, porque el "folklore"

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Por ejemplo, si es en la parte del "Folklore," música que me encanta es el gran músico Eliseo Grenet.

JUAN A. MARTÍNEZ: Eliseo?

JOSÉ M. MIJARES: Grenet.

JUAN A. MARTÍNEZ: Grenet.

JOSÉ M. MIJARES: Eliseo Grenet.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y tu trabajas oyendo música? O cuando tu pintas no oyes nada.

JOSÉ M. MIJARES: No oigo nada.

JUAN A. MARTÍNEZ: Silencio.

JOSÉ M. MIJARES: Un silencio absoluto me estorba cualquien cosa, eso si me molesta.

JUAN A. MARTÍNEZ: Ya veo.

JOSÉ M. MIJARES: Por eso yo he tenido el habito de siempre pintar a esa hora.

JUAN A. MARTÍNEZ: Para que no haya ruido. Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Pero cuando vivia en Cuba me lo tenía que hacer al reves.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Porque por la mañana había mucho ruido.

JOSÉ M. MIJARES: No. Porque venia y estaba toda la madrugada en la calle.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Y entonces me ponía a pintar al medio día, pero yo vivía en un lugar (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Un casa muy buena buena

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Buena situación.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y adonde yo tenía el estudio atrás, tenía un patio

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Un (inaudible) todos los vecinos paresian hijos de San Francisco de Asisi.

JUAN A. MARTÍNEZ: Que bueno. Que bueno, porque eso es raro en Cuba.

JOSÉ M. MIJARES: Raro. Rarísimo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Rarísimo.

JOSÉ M. MIJARES: No había escandalo, nadie -- era un cosa esa de casualidad y allí nací.

JUAN A. MARTÍNEZ: Allí era que naciste.

JOSÉ M. MIJARES: Ahí nací. Y hasta han retratado la casa, amigos que han ido a Cuba

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible) Que increíble. Todavía esta allí, Mijares?

JOSÉ M. MIJARES: No, pero paso una cosa muy simpático. Hay una señora que dice que esta haciendo un libro --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.,

JOSÉ M. MIJARES: -- y mando a un fotógrafo para que retraten la casa, y salen los niños (inaudible), y vive una familia ahí, y no se quien carajo es, tantos años que yo viví y no se quien es.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y sacaron fotos (inaudible), pan, pan, pan, pan, pan. Pasa como un mes y pico, y un amigo mió que es periodista, me dice, oye tengo que ir a Santos Suarez, y como gente que nacio en Santos Suarez, voya retratar tu casa. (inaudible) que abren la puerta (inaudible) entonces (inaudible). Bueno, creo que paso como tres así. Al tercero, la mujer le dijo, óigame quien vivio aqui, que mi casa vienen a retratarla tan la menudo--

JUAN A. MARTÍNEZ: Tanta veces.

JOSÉ M. MIJARES: -- tanta veces. Lo que nunca me han pedido que la retrate por dentro. Era una mujer de lo mas encantadora me dijo mi amigo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Buenisimo.

JOSÉ M. MIJARES: Pero (inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Que interesante.

JOSÉ M. MIJARES: Los muebles de esa persona, ud dice que es un pintor, si es un pintor.

JUAN A. MARTÍNEZ: Desde luego.

JOSÉ M. MIJARES: Son los míos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Que le van a interesar, en la ventana de (inaudible). Por eso èl dijo, no lo que a èl le interesa es el exterior.

JUAN A. MARTÍNEZ: La parta de afuera.

JOSÉ M. MIJARES: La fachada

JUAN A. MARTÍNEZ: Y (inaudible) entra en esa, tu llevas aquí en este país 25 o 30 años? Tu te consideres un exiliado todavía?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: No.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) exiliado.

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Al principio te consideraba tu exiliado?

JOSÉ M. MIJARES: Antes, al principio.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y ahora que te consideres, un inmigrante?

JOSÉ M. MIJARES: La contesta es que yo todos los dias vivo en Cuba.

JUAN A. MARTÍNEZ: Vives en Cuba?

JOSÉ M. MIJARES: En Cuba. Todos los dias. Ese es el problema de los recuerdos, que yo tengo una lucha con ellos, son obsesiones.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y que (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: En el recuerdo.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) mucho eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tienta años mas tardes.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) por ejemplo, si tu me dijeras ahora, ya a mi generación porque yo no tengo familia --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- la unica familia que tengo, es la familia de la actual esposa mia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) era una hija (inaudible) pero familia mía a mi --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible). Mis amigos en Cuba se han muerto y algunos de los amigos que no se donde están, de vez en cuando me toca la rabia de (inaudible), coño, (inaudible) yo no se (inaudible) si tu me dijera mira, Mijares, yo tengo un amigo (inaudible) y yo te voy (inaudible) y (inaudible) y vamos a esto. (inaudible) tu conoces (inaudible), yo creo (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Que te echarias a llorar, pero fueras? -- tu te montaras en el avion y te fueras [a Cuba]?

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible), si.

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Y la otra pregunta, el sistema, vamos a poner otro sistema (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Que venga otro sistema (inaudible) y tu me dijera, tu viviría allí?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Y la contesta es, yo no se si to pudiera vivin alli.

JUAN A. MARTÍNEZ: No sabes si tienes el valor de vover?

JOSÉ M. MIJARES: No se si lo pueda hacer, si pudiera resistirlo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si pudieras vivir allí.

JOSÉ M. MIJARES: No por falta de cosas

JUAN A. MARTÍNEZ: No. Entendido. Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Si no por los recuerdos.

JUAN A. MARTÍNEZ: Por los recuerdos.

JOSÉ M. MIJARES: Por eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seria muy fuerte.

JOSÉ M. MIJARES: Para mi seria fuerte.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Entonces la -- entonces tu me dieras la pregunta siguiente, entonces te queda rias en Miami?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. En Miami.

JOSÉ M. MIJARES: Mira, en definitiva, es el que me esta haciendo daño, siempre me ha hecho daño, el haber salido de Cuba.

JUAN A. MARTÍNEZ: De Cuba.

JOSÉ M. MIJARES: Pero volver a vivir allí me ha ha hacer mucho mas daño.

JUAN A. MARTÍNEZ: Mucho mas daño

JOSÉ M. MIJARES: Lo que pasa que el daño va hacer lo siguiente. A lo mejor lo hago, porque que me puede quedar a mi de vivir?

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Pues quien ha sufrido tantos años para vivir, pues --

JUAN A. MARTÍNEZ: Acaba con la misma. No, no mucho caso.

JOSÉ M. MIJARES: Es como el preso que le han echado veinte y cinco años y después dicen mira, por lo que usted izo, ahora le toca seis meses de mas. Seis meses no es nada. Si yo he hecho 25 años, que mas da.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Entendido. Entendido. Hay algún cuadro tuyo que te gusta mas que otro? Tu tienes algún cuadro que puedes decir ese es el favorito mio, el cuadro --

JOSÉ M. MIJARES: Chico, te voy a decir una cosa. Yo sufro mucho con esto que te voy a decir, yo pinto un cuadro y lo vendo, y yo siento el dolor de venderlo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) como por ejemplo, ese que son las mujeres todas muy (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente. Que me enseñastes hace un rato en tu libro.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Que se (inaudible) un amigo mió. Un individuo (inaudible), bueno, en un van, no.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Fue de (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Fue de allí hasta allí.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un buen tamaño.

JOSÉ M. MIJARES: Coño (inaudible) tu sabes (inaudible) y me dijo yo quiero enseñarle el cuadro JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible) y cuando yo vi el cuadro, empecé a ver los recuerdo de cuando yo lo había pintado, mi madre vivía --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- mi padre vivía, donde esto, yo me habia casado por primera vez, mira lloro.

JUAN A. MARTÍNEZ: No digo yo. Es como encontrase con un amigo viejo, una familia.

JOSÉ M. MIJARES: Y ese señor que vino con el cuadro mas nunca le hemos visto --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Se le aguaron cos ojos

JUAN A. MARTÍNEZ: Se le aguaba los ojos, si no digo que yo, no digo yo. Pero yo me di cuenta un poco de eso cuando tu tuviste tu gran exposición en el Museo Cubano --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- una exposición grande --

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: -- y que había cuadros antiguos tuyo --

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- esa exposición fue por los --

JOSÉ M. MIJARES: Que hicieron unas carpas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Exactamente. Esa exposición allí yo me di cuenta que tu fuistes al frente de algunos cuadros tuyos viejos y te pusistes sentimental, porque tu hacia mucho tiempo que no lo veía me dijiste. Algunos que tu había perdido años que tu no lo veía.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Es una -- debe de ser fuerte eso, no.

JOSÉ M. MIJARES: Como habia gente allí?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Esa exposición se lleno de personas.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: A, si. Pero esa exposición en el Museo Cubano se lleno y fue bonita porque tuvo mucho cuadros, de muchas diferente etapas tuyas.

JOSÉ M. MIJARES: Y si te acuerdas, no pusieron mas por el espacio.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, porque no cabían.

JOSÉ M. MIJARES: No cabían.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu tenías para llenar dos museos de esos.

JOSÉ M. MIJARES: Dos de eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Fácil. Y esa exposición fue a los principios de los '90s, verdad? Fue por el -- si, fue por el '93 o '94.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Fue la exposición esa.

JOSÉ M. MIJARES: Y no tienes el catalogo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, yo lo tengo. Lo tengo en mi casa.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Como no, como no.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Como no.

JOSÉ M. MIJARES: Quedo bonito el catálogo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Esa --

JOSÉ M. MIJARES: Ahí eso si me (inaudible). Mira, yo le tengo (inaudible). Mira, yo no guardo cartas no guardo fotos ninguna. Las rompo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Mi primer mujen si tenía ya toda esa documentación, los periodicos, etc.

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu no guardas nada. Eres nostálgico en tu pintura pero no en tu vida.

JOSÉ M. MIJARES: No quiero saber nada de carta ni de recuerdo, nada de eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: De luego.

JOSÉ M. MIJARES: Por eso yo te digo en 1997, que yo no se si yo pudiera volver a Cuba.(inaudible).

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. En lugar que conociste tan bien, por mucho tiempo.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Seria una memoria atrás de la otra, atrás de otra, atrás de otra.

JOSÉ M. MIJARES: Seria -- esa es la palabra? Seria como si te cayera un ciclón arriba de pronto, que nos coge ahí.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Que nos asalta aqui (inaudible) --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: -- que hacemos?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si. Y puede ser que venga personas que tu ni te acuerdas de ellos, que van ha salir debajo de las rocas, tu sabes.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu tienes hijos?

JOSÉ M. MIJARES: No tengo hijo.

JUAN A. MARTÍNEZ: No tienes hijo. Aunque puede haber una sorpresa por ahí? Ven acá, Mijares, y tu piensas a pintar hasta final? No te cansas de pintar?

JOSÉ M. MIJARES: Me canso alguna veces pero yo la veo como una necesidad.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Es como una especie de necesidad que hay veces que se convierte en tormento

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. Si, seguro, como toda la cosas creativas.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Como vivír.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Como vivir.

JOSÉ M. MIJARES: Vivir a tormenta también

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si.

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Si tu lo (inaudible) la vida, la vida (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Yo le decida una vez, a mi primer señora, yo no me ciento frustrado nunca, porque yo todo lo que yo he querida hacer en mi vida lo he hecho (inaudible). Entonces ella me dijo, si, pero muchas veces a un precio espantoso

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun. Bueno, como todos (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Desde luego.

JOSÉ M. MIJARES: Porque si tu en la vida, no mueves, fichas, quiero decir situaciones.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si. Entendido.

JOSÉ M. MIJARES: Esto, lo otro, lo que se presenta.

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: La vida mueve las fichas por ti

JUAN A. MARTÍNEZ: Que interesante. Si, si, si, si.

JOSÉ M. MIJARES: La vida te mueve la ficha.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y además, yo siempre he pensado de que tu has tenido exito en algo que es muy difícil, y eso es venir a Miami a lo ultimo de los '60s y establecerte como un artista y haber vivido en este exilio 30 años viviendo de pintor, de artista. Eso no es nada fácil porque hoy es un día hay bastantes compradores, pero en lo que era los '60 y los años '70 --

JOSÉ M. MIJARES: Si. Si yo fui el primer creador que hice la serigrafia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Eso es otra cosa que tenemos que hablar que tu eres también -- tu eres grabador, tu has trabajado en la serigrafia, una vida entera aparte de ser pintor.

JOSÉ M. MIJARES: Aparte no, y fui el primer individuo en Cuba --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: -- Y en Miami, el primer individuo con Victor Gomez, que hicimos serigrafia.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Como arte --

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: A todo color.

JUAN A. MARTÍNEZ: Serigrafia como arte.

JOSÉ M. MIJARES: Como arte.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y que tu eres unos de los pioneros de esa tecnica.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y pionero también en vivir aquí en Miami y poder vivir de tu arte --

JOSÉ M. MIJARES: De mi arte.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- de tu pintura --

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: -- que poco gente lo pudieron hacer. Casi nadie pudo hacer eso en los '60 y '70s. Eso es una cosa casi insólita.

JOSÉ M. MIJARES: Insólita.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y de que esta casa, desde que yo me acuerde, de los principio de los '70 y me acuerdo de esta casa, que cuando no había ningún lugar adonde reunirse para hablar de arte, nos reuniamos aquí.

JOSÉ M. MIJARES: Si.

JUAN A. MARTÍNEZ: Veniamos a hablar de arte aqui contigo.

JOSÉ M. MIJARES: Y de política.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y de política y todo. Un grupo de gente que venia aquí, no. Que venia aquí hablar de arte.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Aquí se creo como un ambiente.

JOSÉ M. MIJARES: Siguen viniendo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. No, yo estoy seguro que siguen viniendo, pero ya hoy en día hay otros lugares. En aquel momento era como que este era el único lugar.

JOSÉ M. MIJARES: Yo soy pionero de eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Pionero de eso. Tu sabes lo que quiero decir. Que me parece que eso es algo importante aquí en la historia del arte en Miami. No? Tu sigues haciendo serigrafia, hoy en día sigues haciendo serigrafia?

JOSÉ M. MIJARES: Un-hun.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y trabajas en el taller? (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: Cuando tu haces serigrafias te vas al taller?

JOSÉ M. MIJARES: No.

JUAN A. MARTÍNEZ: (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: El tipo que me hace la serigrafia es bueno.

JUAN A. MARTÍNEZ: Entonces tu haces el dibujo aquí.

JOSÉ M. MIJARES: Si. Hago el dibujos, si hay un problema de color, voy allá.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Para casar los colores.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un trabajo en conjunto.

JOSÉ M. MIJARES: Dos personas.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un trabajo do cooperación.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Y que te gusta mas, la serigrafia o la pintura?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, el oleo (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: El oleo (inaudible)

JOSÉ M. MIJARES: No se ha inventado nada mejor que eso.

JUAN A. MARTÍNEZ: Y no es solo pintura sino oleo, porque sino es oleo no te interesa.

JOSÉ M. MIJARES: No. La acuarela es bella.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si.

JOSÉ M. MIJARES: Y esa también es un (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Si. Pero tu no trabaja mucho la acuarela?

JOSÉ M. MIJARES: Si. Mucho.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, trabajas la acuarela también.

JOSÉ M. MIJARES: Oh, muchísimo (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Porque esa parte no la conocía mucho en tu obras.

JOSÉ M. MIJARES: (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Tu sabes. Entonces trabajas el acuarela, el oleo, y la serigrafia?

JOSÉ M. MIJARES: Si. Pero fundamentalmente el oleo.

JUAN A. MARTÍNEZ: El oleo es lo fundamental.

JOSÉ M. MIJARES: La acuarela que ya te enseñe en el libro, que le llaman "water color."



JUAN A. MARTÍNEZ: Water color (inaudible). Y has aprendido tus palabritas en Inglés también aquí en el tiempo que tienes en el exilio?

JOSÉ M. MIJARES: Bueno, el water color es -- acuarela es una palabra Francesa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Water color es en Inglés.

JUAN A. MARTÍNEZ: En Inglés.

JOSÉ M. MIJARES: Tu le dices a un Americano, acuarela --

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun. No, no, no.

JOSÉ M. MIJARES: Y lo confundes, no te entiende.

JUAN A. MARTÍNEZ: Desde luego. Desde luego. Pero eso es una cosa muy Americana.

JOSÉ M. MIJARES: No. Porque es que la palabra es --

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, Francesa.

JOSÉ M. MIJARES: -- acuarela es Francesa.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si. Que nosotros no tenemos --

JOSÉ M. MIJARES: En Cuba nosotros decíamos acuarela.

JUAN A. MARTÍNEZ: Acuarela, eh.

JOSÉ M. MIJARES: Y tu decía water color, no, esa es una palabra que no la sabían.

JUAN A. MARTÍNEZ: No la sabían.

JOSÉ M. MIJARES: No. Es un (inaudible) con una preparación (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: Tu no, te creas, el cubano no sabia lo que era water color.

JUAN A. MARTÍNEZ: Un-hun.

JOSÉ M. MIJARES: No sabia porque siempre era que, water color?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si. Porque el Inglés va al punto. Te dice exactamente lo que es, no.

JOSÉ M. MIJARES: Y acuarela es de agua.

JUAN A. MARTÍNEZ: De agua. Y (inaudible) con la pintura.

JOSÉ M. MIJARES: Claro.

JUAN A. MARTÍNEZ: Oye, Mijares, bueno. Hemos tenido, creo, que una buena sesion aquí --

JOSÉ M. MIJARES: Y te gusta como ha quedado (inaudible)

JUAN A. MARTÍNEZ: -- si, a mi me gusta como ha quedado, creo que hemos hablado desae la filosofía de la vida, hasta la pintura, hasta diferente momentos de tu carrera artistica.

JOSÉ M. MIJARES: Pero te gusta?

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si, si, si. Me gusta mucho como quedo, y lo importante de esto es para los estudiante que tengan un lugar adonde puedan ir y oírte, tu sabes, de tu filosofía, de tu vida. Para como esta mujer que esta haciendo el libro tuyo y demás, no, personas en el futuro que quieran trabajar que puedan venir aquí y usar esto como un recurso.

JOSÉ M. MIJARES: Pero allí pon lo todo.

JUAN A. MARTÍNEZ: Si, si. Ahi va todo.

******









Return to Top
Return to List of AAA Oral History Interviews


This transcript is in the public domain and may be used without permission. Quotes and excerpts must be cited as follows: Oral history interview with José Maria Mijares, 1998 Jan. 17, Archives of American Art, Smithsonian Institution.